(809) 688-9492 | (809-685-2425 | (809) 685-3786 | (829) 547-5915 | Horario: Lunes a Viernes De 8:00 Am - 6:00 Pm (Solo Por Citas)
Fimosis y Circuncisión

Fimosis y Circuncisión

  • Categoría: CENUPE
  • Fecha: 12-04-2021

Circuncisión en los recién nacidos y los lactantes no circuncidados están predispuestos a las infecciones urinarias (Singh-Grewal y col, 2005), los varones no circuncidados tienen casi 20 veces mayor probabilidad de presentar infección urinaria que los circuncidados. 

La circuncisión neonatal es menos costosa que el tratamiento de las infecciones urinarias en los niños no circuncidados (Shoen y col, 2000). 

Los hombres no circuncidados tienen cuatro veces mayor probabilidad de contraer el Sida y 2.5 veces mayor probabilidad de desarrollar úlceras genitales que los hombres circuncidados (Lavreys y col, 1999). 

Dos estudio ponen de manifiesto que la circuncisión masculina reduce el riesgo de adquirir la infección por el virus del sida en jóvenes africanos. Realizados en Kenya y dirigidos por investigadores de la Universidad de Illinois (USA) junto a la Universidad de Manitoba (Canadá) y la de Nairobi (Kenya) y El segundo artículo firmado por un equipo de la Universidad Johns Hopkins y de la Universidad de Makerere, en Uganda, donde se llevó a cabo la investigación.

 Fueron publicados en "The Lancet" y ambas investigaciones muestran que la circuncisión reduce el riesgo de contraer el sida en más de un 50%. (2)La Academia Americana de Pediatría (1999) concluyó que la circuncisión del recién nacido tiene beneficios y ventajas médicas potenciales así como desventajas y riesgos. 

No la recomiendan de manera sistemática, pero cuando se está considerando la realización de una circuncisión estos deben ser explicados a los padres y obtenerse un consentimiento informado, además subraya la importancia de la anestesia local para el procedimiento.

La circuncisión en recién nacidos y niños debe realizarla siempre un especialista en niños, sea el cirujano pediatra o el urólogo pediatra. Fuentes:1- Eldel, J, Anomalías Genitales Masculinas, Urología 9ª edición, tomo 4, pág.: 3746-3749, enero 2009.2- Lancet 2007;369:708-713

Compartir

Comentarios